Tanaceto y la Información

Siempre es preferible un final catastrófico a una catastrofe sin fin.

Archive for 12/11/07

Conectar Sony-Ericsson Z530i a un OS X

Posted by tanaceto en noviembre 12, 2007

Nada más sencillo que conectar tu móvil Sony-Ericsson Z530i al sistema operativo de Mac, el OS X. Para ello utilizaremos la conexión vía bluetooth de ambos dispositivos. Lo primero es activar el dispositivo en el OS X. Vamos a Preferencias del Sistema/Bluetooth.

12.png

Activamos el dispositivo y lo configuramos (es muy simple).

El siguiente paso es activar el bluetooth en el móvil. Vas a Menú/Ajustes/Conectividad/Bluetooth y lo activas. Puedes añadirle el nombre que quieras.

Después vamos a nuestro dispositivo bluetooth del ordenador y le pedimos que busque conexiones. Aparecerá el nombre que hemos asignado a nuestro móvil. Le damos a acceder, y nos pide (si es la 1ª vez) validar con el nº PIN de nuestro móvil. A veces da problemas y hay que eliminar la conexión de las preferencias y volver a añadirla.

21.png

Si en preferencias del bluetooth hemos puesto “Mostrar el estado de bluetooth en la barra de herramientas” solo tendremos que ir a la misma (arriba a la derecha) y darle a “Explorar dispositivo”. Nos saldrá el nuestro, y le daremos a conectar.

Si hemos realizado todos los pasos correctamente nos saldrá una ventana con los archivos de nuestro móvil. Podremos descargarnos archivos del mismo y también añadir archivos (ojo con tu capacidad de almacenamiento, no la sobrepases jamás, es más, dale un margen). También hay que tener cuidado con los nombres que ponemos a los archivos que nos subimos al movil (para evitar problemas no uses espacios ni símbolos ni letras específicas, como pueda ser la “ñ”).

32.png

Ya podemos subir la canción en mp3 que queramos y usarla de tono. O bajarnos las fotos de nuestro móvil al ordenador (dada la calidad de imagen de la cámara integrada la verdad es que ni merece la pena). Que lo disfruten.

Anuncios

Posted in hardware, info, mac, redes, software | Leave a Comment »

Conoce tu: 3Com 812 ADSL Router

Posted by tanaceto en noviembre 12, 2007

Puede que el router adsl que más veces he visto en mi vida es este 3Com. Probablemente porque era el que te daba Telefónica cuando contratabas sus servicios como ISP. La verdad es que tiene una configuración un poco puñetera, pero al menos entras vía http (mejor así que mediante TelNet, que también se puede). Hablaremos en este post de lo más básico para configurar este modelo de router, obviando otras opciones de configuración que pueden resultar interesantes para determinados usuarios. Recomiendo que no te quedes solo con esta explicación y busques más información sobre todas las posibilidades que tiene este router.

Para ello lo primero es acceder a nuestro router. Para ello deberemos conocer su dirección IP. Probablemente sea 192.168.0.1 pero de todas formas acudiendo a la configuración de nuestra red podemos ver cuál es (en el caso de que todo esté bien configurado claro). En Windows XP, el comando que utilizamos es “ipconfig“, en la consola (Inicio/Accesorios/Símbolo del Sistema) y “ifconfig” para sistemas que funcionan con Linux u OS X.

En nuestro caso la dirección IP de nuestro router es 192.168.0.1. Introducimos el dato en nuestro navegador (en este caso Firefox) y accedemos al router. Se abrirá una ventana pidiéndonos nombre de usuario y contraseña. Si no la conocemos, lo normal, por defecto, es que sea:

nombre de usuario: admin

contraseña: admin

Pero puede ser otra. Busca en Internet contraseñas por defecto de tu modelo de router. Si no tienes éxito la solución sería resetear el router (tiene un botón incrustado en un lado que si mantienes presionado unos segundos vuelve a poner el router con la configuración de fábrica, es decir, perdemos nuestra conexión y deberemos configurarla de nuevo para poder acceder a Internet). Es la opción drástica, pero a la larga es la que más nos enseñaría (“conecto luego existo; no conecto, luego insisto).

Una vez hemos accedido al router nos aparece la siguiente pantalla:

11.png

En ella tenemos un menú a la izquierda: Online Guide, Tools, Configuration y Monitor. De ellas empezaremos con Configuration.

2.png

En Global Settigs podemos activar o desactivar ciertos modos del router: Bridging, IP Routing y IPX Routing. No entraremos en esto por ahora.

En Local LAN Configuration establecemos los parámetros de nuestra LAN.

En Remote Site Configuration es donde introducimos los datos que nos proporciona nuestra ISP para conectarnos a Internet (que es una WAN). También permite redireccionar puertos, entre otras cosas. Establecemos el protocolo especificado por nuestra ISP (si no los tienes solicitalo por teléfono): PPPoA (con encapsulación LLC o VC MUX), PPPoE o RFC 1483 (DHCP Client o con encapsulación MAC). También especificamos el VCI y el VPI.

31.png

Si seguimos avanzando (next), encontramos más opciones de configuración. Aquí interesa mucho saber cómo redireccionar los puertos. Para eso accedemos a Static Ports y redireccionamos los puertos que queramos hacia las direcciones IP locales pertinentes. Debes introducir el puerto de entrada al router y el de entrada a tu ordenador (me refiero, puedes decirle que el puerto 21 del router redireccione al puerto 2021 de tu ordenador, o simplemente que el 21 lleve al 21, no sé si me explico).

41.png

Para que funcione el redireccionamiento deberemos reiniciar el router. Lo hacemos desde “Tools“. Es la opción “Reboot/Delete Configuración“. Aplicamos “submit“.

Espero que con estas indicaciones y un poco de imaginación sean capaces de configurar este router sin problemas.

 

 

Posted in hardware, info, internet, redes, routers, software | Leave a Comment »

Opinión: Cultura Libre frente a Cultura Restringida

Posted by tanaceto en noviembre 12, 2007

Una nueva revolución se encuentra en fase de expansión. Es la denominada “revolución digital”, un proceso asociado al desarrollo tecnológico que está cambiando el mundo en el que nos movemos. Desde el ámbito laboral (con la “oficinas virtuales”), el del ocio casero (las aplicaciones de usuario doméstico de los ordenadores) o internet (la interconectividad libre y sobretodo “potencialmente” ilimitada) se está creado una nueva concepción de la comunicación humana. Este nuevo proceso empieza a transformar las sociedades donde vivimos, y uno de los campos donde se está produciendo una mayor evolución es el plano cultural-musical. La posibilidad de comprimir el audio en formato digital, tecnología presente desde hace más de 20 años, abrió un abanico de posibilidades que aún hoy en día resulta difícil de calibrar. Las empresas discográficas contemplaron con gran regocijo las aplicaciones comerciales de este nuevo formato, y los CD-ROM inundaron las tiendas. Eran tiempos donde Internet todavía no ofrecía las posibilidades de conexión rápida de hoy en día, por lo que los industriales de la música contemplaron con alegría la dificultad de trasmitir una gran cantidad de datos por las antiguas redes. Hoy en día eso ha cambiado. Pasar 800 megas de un ordenador a otro utilizando internet ya no tiene complicación, es solo cuestión de paciencia, y dentro de poco ni siquiera eso. La realidad es que los usuarios conectados ya pueden compartir sus archivos sonoros, sin mediación de ninguna actividad económica directa, y esta realidad, guste o no, fomenta la diversidad y multiplicación de las opciones musicales a elegir.

Se escuhan muchas denuncias dentro del sector industrial musical sobre las maldades de compartir la música entre usuarios de internet. El grupo de presión de la industria tiene nombre y apellidos: SGAE (Sociedad General de Autores Española). Este mastodonte se dedica a presionar a los gobiernos de turno para que apliquen legislaciones restrictivas a la libre circulación de contenidos culturales por internet, además de querellarse con todo aquel que se dedique a la música y no quiera pasar por su aro (es decir, pagarles). Alegan que la red está destruyendo la música, pero la verdad es que lo único que está haciendo es desmontar su sistema basado en el sobreprecio del producto musical. Diversos estudios han demostrado que el impacto de internet en la música ha propiciado un mayor consumo de la misma, al existir una mayor accesibilidad. Antes teníamos que aguantar el filtro de las discográficas, ahora podemos contactar directamente con los músicos a través de sus portales web, descargarnos su música a través de licencias del estilo copyleft, escucharla y compartirla con quien lo desee. No se realiza actividad económica alguna, son solo ciudadanos compartiendo cultura. También acudimos a los conciertos de esos mismos músicos, de hecho, acudimos a conciertos que antes no teníamos la posibilidad ni siquiera de enterarnos que se producían.

Lamentamos que músicos como Alejandro Sanz o Ramoncín se vean perjudicados por este nuevo fenómeno, pero no seríamos completamente sinceros si consideramos que la situación antes de la popularización de Internet fuera precisamente “justa”. Antes las compañías podían determinar qué música podíamos escuchar y cuál no. A través de la publicidad y las promociones, usando todos los medios a su alcance (sorprende comprobar como el entramado empresarial conecta a las discográficas con los medios de comunicación, como las listas de los medios musicales corresponden a los grupos musicales que ellos mismos promocionan). Ahora el usuario puede elegir una mayor gama de posibilidades y acceder a tipos de música que antes no se podía. La gratuidad relativa (pagas la conexión) de este proceso no daña a la música, solo daña a las grandes figuras de la música, aquellos músicos que venden millones de discos por todo el mundo, pero no por la calidad de su música, sino por la calidad de sus distribuciones y promociones, venden porque sus compañias se lo permiten. La gran mayoría de la música que se hacía, sin soporte empresarial, no tenía salida ninguna. Internet ha cambiado eso. Los grupos pueden darse a conocer ofreciendo su música por la red y aspirar a que los consumidores, una vez analizado el producto que han escuchado, puedan decidir acudir a los conciertos. Es el verdadero futuro de los ingresos de la música.

La industria musical está cambiando. Antes era un negocio gigantesco, escandaloso por los beneficios que producía. Ahora es “tan solo” un buen negocio, y son muchas las posibilidades de crear un buen producto digital. La realidad es que la tecnología está haciendo que las discográficas convencionales empiecen a no ser necesarias, y a que un nuevo tipo de productores y distribuidores musicales, las netlabels, cobren una importancia cada día mayor. Son el futuro de las empresas discográficas, proyectos a la mano de los nuevos músicos, que no requieren de otros para producir su música, que ya no necesitan de grandes conglomerados empresariales para promocionarla. Desde luego compartimos la opinión de que robar es un delito, pero compartir, por mucho que pese a algunos, no lo será jamás. La sociedad ya ha dado el paso. Ahora es hora de que las instituciones y los políticos que las gestionan sean capaces de ver las grandes ventajas del proceso que en marcha, y puedan aprovechar al máximo las posibilidades de esta poderosísima herramienta didáctica. También es su responsabilidad, porque son los únicos capaces de crear las condiciones para que los sectores menos pudientes de la sociedad no se vean marginados de esta revolución. Para ello deberán ayudar a quien no puede, ofreciendo un servicio de conexión a internet de calidad y otorgando un equipo informático que permita esa conexión. Es nuestra responsabilidad, como sociedad, no dejar pasar esta oportunidad.

pablo

cadenared

Posted in cultura, info, internet, opinión | Leave a Comment »

Azureus/Vuze: Cliente BitTorrent

Posted by tanaceto en noviembre 12, 2007

Para compartir archivos en Internet, las redes más comunes son las denominadas Peer to Peer (P2P). Permiten a millones de usuarios compartir archivos. En este sentido descargaremos archivos de otros y otros descargarán archivos nuestros. Este protocolo, lo que viene a hacer, es enlazar los contenidos de una carpeta de cada ordenador conectado a la red. Esa carpeta será usada para almacenar los archivos que descaguemos de otros usuarios y esos mismos usuarios podrán tener acceso a los contenidos de nuestra carpeta compartida. Compartiendo pequeños fragmentos entre todos se mejora la velocidad de descarga, al poder descargar simultáneamente muchos fragmentos de archivo que posteriormente serán compactados de nuevo.

El programa más popular de descargas el el Emule (Amule en sistemas basados en Linux y OS X). Hoy en día se dispone de muchas redes P2P, pero hablaremos específicamente de la red BitTorrent.

El programa que analizaremos será el Vuze (Azureus 3.0). Existen otros programas clientes BitTorrent igual de válidos. Los puntos esenciales de configuración serán prácticamente los mismos.

Lo primero que hacemos es descargarnos la versión gratuita de Vuze, y la instalamos. En nuestro caso será la versión para el sistema operativo OS X. Es practicamente igual en los demás.

l1.png

Directamente obviamos el menu de inicio y nos vamos a “avanzado” (pestaña en el extremo superior izquierdo).

Lo siguiente que haremos será ir al preferencias, que como en todos los programas para OS X, está en Azureus (nombre del programa activo).

hh.png

El menú de configuración es bastante amplio. Aquí solo pretendemos hablar de los puntos esenciales que te permitirán hacer funcionar el programa.

Lo primero que nos aparece es Conexión. Deberemos especificar qué puerto queremos asignar al programa y redireccionarlos en el router (si usamos modem no hay problema). Si no sabes cómo hacerlo busca ayuda en adslayuda o busca en algún buscador cómo redireccionar puertos especificando el modelo de tu router.

La segunda opción interesante es Transferencia. Especificamos límites a la velocidad de descarga (bajarte archivos de otros) y a la de subida (que otros se bajen archivos tuyos). Si añadimos el valor “0” no se aplica ningún limite a la conexión. Es lo recomendable si no estamos usando Internet, pero si queremos usar la red lo mejor es establecer un límte. Depende de la velocidad de conexión que hayas contratado a tu ISP (tanto de subida como de bajada).

jj1.png

Seguimos con el menú de Archivos. En él determinamos la carpeta por defecto donde se almacenarán los archivos que bajemos y los que la gente se sube. Esta carpeta será la única a la que tendrá acceso el programa para los archivos, por lo que si mueves los archivos o los cambias de nombre dejarán de descargarse (o en el caso de haber completado la descarga dejarán de poder ser descargados por otros usuarios). Dentro de torrents podremos especificar si queremos que guarden los enlaces .torrent o no. En caso afimativo se establece dónde se almacenan estos enlaces.

gg.png

Aquí conviene explicar que en las redes BitTorrent te descargas un archivo enlace con extensión .torrent. Este archivo es un enlace que abrimos en el Azureus para que procese la descarga. Los archivos .torrent los encontramos en multitud de páginas web. Yo uso mucho el buscador de archivos .torren torren finder. Aprender a descargar estos archivos con eficiencia requerirá un futuro post.

El último elemento imprescindible que hay que configurar es la Cola. En ella determinamos el número máximo de descargas o de usuarios que puedan descargar. Si no queremos poner limites introducimos el valor “0”.

Con esto podemos cerrar las preferencias, acudir a torrent finder y descargarnos un archivo .torrent. Lo siguiente será ir a “avanzado” y soltar el archivo. torrent sobre “mis torrents”. El archivo comenzará a descargarse. Para comprobar que hemos abierto bien los puertos podemos ir la página de Open Port Check Tool y comprobarlo.

Posted in info, internet, redes, software | Leave a Comment »